Directo al Paladar
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Superada la cena de Nochebuena y la comida de Navidad, todavía nos queda una noche grande por delante, quizá la más especial del año. Y es que en Nochevieja el ambiente cambia y es aún más festivo. Quizá porque nos espera una buena fiesta por delante, o porque la celebración en sí misma es mucho más divertida. Pero lo cierto es que si te encargas de la cena, necesitas preparar un menú que esté a la altura.

En Lidl quieren ponértelo un poco más fácil y no solo tienen una web llena de recetas e ideas especialmente preparadas para Navidad para que des rienda suelta a tus dotes culinarias, sino que también han puesto a punto su gama de productos gourmet, Deluxe, para que tus platos queden exquisitos, tu economía no sufra y no sacrifiques un ápice de calidad, sabor y sofisticación.

Además, este menú cuenta con varios pasos que podemos adelantar durante los días previos, algo importante a tener en cuenta cuando llega la tarde del 31 de diciembre y nos vemos con un buen puñado de elaboraciones sobre la mesa. Todo lo que podamos dejar preparado con anterioridad —sin que pierda sabor ni textura, claro está— nos ayudará a que nuestro menú sea todo un éxito.

Así que sin entretenernos más, vamos a ponernos manos a la obra con este menú de Nochevieja con entrante, primer plato, principal y postre.

Entrante: Delicias de espárragos, mousse de queso y caviar

Un buen entrante o aperitivo es fundamental de cara a asentar las expectativas en una cena como la de Nochevieja. Estas delicias de espárrago son sencillas de preparar pero combinan sabores ganadores como el salmón ahumado con un queso cremoso y potente. El contrapunto crujiente corre a cargo de los pistachos para poner el cierre a una elaboración perfecta para ir abriendo boca.

Ingredientes

  • 150 g de queso cremoso de Normandía Deluxe
  • 250 ml de nata para montar Milbona
  • 12 espárragos blancos IGP Navarra
  • 100 g de salmón ahumado noruego Deluxe
  • Sucedáneo de caviar MSC Deluxe
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Olisone
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Perejil fresco
  • Pistachos tostados y salados Alesto

Elaboración

Comenzamos preparando la mousse. En un cazo calentamos 100 ml de nata mientras partimos el queso cremoso de Normandía Deluxe en dados, retirándole la corteza. Añadimos el queso a la nata y removemos hasta que se disuelva. Apagamos el fuego y reservamos, metiéndolo a refrigerar 10 minutos cuando esté atemperado.

Con los otros 150 ml de nata preparamos una nata semimontada con las varillas, y le añadimos, poco a poco, con movimientos envolventes y la ayuda de una espátula, la crema de queso ya fría. Vertemos en un biberón de cocina y reservamos en el frigorífico. Este es uno de los pasos que podemos dejar preparado durante el día anterior y tener una mise en place más avanzada a la hora de ponernos a cocinar.

Continuamos con los espárragos blancos IGP Navarra. Los partimos en dos y nos quedamos con la parte de la yema. En ella, longitudinalmente, les hacemos una hendidura en el centro del tallo con cuidado de no traspasarlos por completo, ya que ahí colocaremos nuestro relleno.

Delicias Esparrago Mousse

Troceamos el resto de los tallos y el salmón ahumado y combinamos en un bol. Preparamos una vinagreta con aceite de oliva virgen extra Olisone, el vinagre de manzana y los pistachos tostados y salados Alesto.

Solo nos queda presentar nuestras delicias. Para ello, rellenaremos la hendidura de cada medio espárrago con nuestra crema de queso bien fría, y sobre ella colocaremos generosamente la mezcla de espárrago y salmón, para terminar coronando con un poco de sucedáneo de caviar MSC Deluxe. Solo nos queda salsear con nuestra vinagreta de pistacho. Y podemos decorar con unas hojitas limpias de perejil fresco.

Podemos emplatar nuestro aperitivo en una tabla de madera, una tendencia que cada vez está más de moda y que permite que nuestra receta luzca más vistosa. También podemos aprovechar para espolvorear algunos pistachos machacados por encima.

Primer plato: Ensalada con bogavante

Generalmente, si hablamos de bogavante, la mayoría de las veces nos imaginamos un delicioso arroz caldoso, al tratarse de una de las elaboraciones más habituales de este marisco y también una de las más exquisitas.

Pero también es cierto que no es un plato ligero y, si queremos apostar por el bogavante, podemos hacerlo con una receta más acorde a una cena con varios pases como esta ensalada. La combinación del crujiente de la manzana con la textura firme de este crustáceo y la salsa bearnesa de fondo resulta refrescante y muy sabrosa.

Ingredientes

Para el bogavante y la salsa:

  • 1 bogavante Deluxe
  • Aceite de oliva suave Olisone
  • Agua
  • 100 g de salsa bearnesa a las finas hierbas Deluxe

Para la ensalada:

  • ½ cebolleta
  • 100 g de manzana Granny Smith
  • 1 tomate rama
  • Sal
  • ½ mango
  • 2 zanahorias
  • Brotes tiernos Edulis
  • Cacahuetes garrapiñados Dor

Elaboración

Comenzamos trabajando con el bogavante Deluxe. Cortamos la cabeza, separamos las pinzas y las pelamos junto con el cuerpo (en la video-receta puedes ver todo el proceso con detalle, es más sencillo de lo que parece). Reservamos la carne.

En una cazuela echamos un poco de aceite de oliva suave Olisone y, cuando esté caliente, incorporamos las cáscaras y la cabeza del bogavante. Apretamos un poco con la espátula para que suelten los jugos y cubrimos con agua, dejándolo hervir a fuego bajo durante 20 minutos.

Colamos el caldo, vertemos una parte de este caldo en un bol y mezclamos con la salsa bearnesa a las finas hierbas Deluxe, ayudándonos de unas varillas para que no queden grumos. Reservamos en el frigorífico.

Ensalada Bogavante Deluxe

Continuamos preparando la ensalada. Cortamos en brunoise la cebolleta, la manzana y el tomate en rama. Sazonamos. Partimos el mango a la mitad y lo rebanamos. Pelamos y rebanamos las zanahorias con ayuda de un pelador, para que queden lo más finas posibles. Esta parte, por ejemplo, podemos dejarla preparada y enfriándose el día anterior, para adelantar algunas elaboraciones.

Pasamos a emplatar. Ponemos una cucharada generosa de nuestra salsa sobre la base del plato, colocamos el bogavante que habremos hecho rebanadas, previamente, y añadimos el mango, la zanahoria y nuestra mezcla de cebolleta, manzana y tomate de manera que el plato quede vistoso. Completamos la ensalada con unos brotes tiernos y espolvoreamos unos cacahuetes garrapiñados Dor algo machacados.

Si detectas que alguno de tus comensales es de los que no entienden una ensalada sin un crujiente pedazo de pan con el que dar buena cuenta de la salsa, no olvides llevar la que te sobre en un pequeño bol para que, quien quiera, pueda añadir al gusto a su plato.

Principal: Solomillo con ragú de setas y manzana asada

Si hay una carne con la que es casi imposible equivocarse es con el solomillo de cerdo. Más económico que el de ternera, lo cierto es que esta pieza de carne magra tiene una versatilidad única y un punto de cocción mucho más fácil de alcanzar que su contrapartida vacuna. En esta receta en la que lo combinamos con un delicioso guiso de setas y un clásico de los acompañamientos de carne como es la manzana asada, el solomillo brilla como protagonista absoluto.

Ingredientes

  • 3 manzanas
  • 100 g de miel de flores
  • 600 g de solomillo de cerdo
  • Aceite de oliva virgen extra Olisone
  • Sal del Himalaya Deluxe
  • 285 g de ragú de setas Deluxe
  • Espirales de calabacín Edulis
  • Perejil fresco

Elaboración

Precalentamos el horno a 170º. Comenzamos lavando bien las manzanas y descorazonándolas. Las colocamos sobre una bandeja con papel de horno y las bañamos con la miel. Horneamos durante 30 minutos.

Cuando estén listas, las pelamos con cuidado de no quemarnos —podemos ayudarnos de unas pinzas, por ejemplo—, ponemos la carne en un vaso de batidora y trituramos hasta que nos quede una compota suave y cremosa. Reservamos. Esta compota la podemos dejar preparada el día antes sin ningún problema y nuestra receta se reducirá en último término a preparar la carne y emplatar.

A continuación troceamos el solomillo en medallones de unos dos centímetros de grosor. Los hacemos a la plancha en una sartén a buena temperatura con un chorro de aceite de oliva virgen extra Olisone. Cuando la carne esté dorada y el interior en su punto, vamos sacando los medallones. Mientras, podemos ir calentando nuestro ragú de setas Deluxe en una sartén.

En cada uno de los platos, colocamos una cucharada generosa del ragú. Encima colocamos tres medallones, dispuestos con gracia, y una cucharadita de la compota para acompañar. Finalizamos con unas espirales de calabacín para aportar una textura más fresca y crujiente, y unas hojitas de perejil fresco.

Postre: Dados de bizcocho, sopa de turrón y frutos rojos

El turrón no puede faltar en Navidad. En muchos hogares seguimos siendo fieles a la tradicional bandeja, pero lo cierto es que podemos preparar infinidad de postres en los que el turrón tenga el protagonismo que merece. Para nuestro menú Deluxe de Nochevieja Lidl ha preparado una receta en la que encontramos todo lo que hace delicioso a un postre: una textura cremosa con sabor intenso, la esponjosidad de un buen bizcocho, la acidez justa de los frutos rojos y, cómo no, un poco de chocolate para rematar.

Ingredientes

Para el bizcocho de almendras:

  • 3 huevos
  • 100 ml de leche entera Milbona
  • 30 ml de aceite de oliva suave Olisone
  • 20 g de miel Marlene
  • 150 g de harina de trigo Belbake
  • 100 g de almendras garrapiñadas Dor
  • 10 g de levadura de repostería Belbake

Para la sopa de turrón:

  • 500 ml de nata para montar Milbona
  • 100 g de turrón blando artesanal Dor

Para el emplatado:

  • Mermelada de fresa Boulé
  • 2  barquillos tradicionales con chocolate negro Dor
  • Frambuesas
  • Arándanos
  • Moras
  • Tableta de chocolate negro con frutos rojos Deluxe
  • Canela molida Kania
  • Hierbabuena

Elaboración

Podemos comenzar el día antes preparando el bizcocho. Esto ayudará a que esté más asentado y el sabor sea mucho más formado.

Precalentamos el horno a 180º. Batimos juntos los huevos, la leche y el aceite de oliva suave Olisone. Añadimos a la mezcla los 100 gramos de almendras garrapiñadas Dor que habremos molido previamente en nuestro robot o batidora.

Dados Bizcocho Sopa Turron Frutos Rojos

Tamizamos la harina y la levadura juntas e incorporamos a la masa. Engrasamos nuestro molde de bizcocho rectangular y vertemos la masa. Hornearemos durante 30 minutos, comprobando con un palillo que el interior del bizcocho está bien cocido. Dejamos que se enfríe antes de desmoldar y reservamos.

En un cazo preparamos la sopa de turrón calentando la nata junto al turrón blando artesanal Dor, que habremos troceado previamente. Cuando esté bien disuelto e incorporado, retiramos del fuego y reservamos.

En cada uno de nuestros platos pintamos con un pincel y un poco de mermelada de fresa una base sobre la que colocaremos el bizcocho, que habremos partido en dados grandes (con un par de trozos por persona es suficiente). Añadimos la sopa de turrón y decoramos con el barquillo de chocolate negro Dor, los frutos rojos, el chocolate troceado muy fino y unas hojas de hierbabuena.

Uno de los trucos para que tu menú quede perfecto es, como te decíamos, intentar dejar la mise en place lo más avanzada posible en los días anteriores. De hecho, como en el caso del bizcocho, prepararlo con tiempo no solo nos ayudará a tener más liberada la preparación final del plato, sino que también ayudará a que tenga más sabor y sea más fácilmente manejable.

Una decoración acorde a un menú Deluxe

Capsulas Cafe

Solo quedará que completes esta deliciosa cena con una mesa decorada acorde. Puedes poner el toque de luz con esta bonita guirnalda que podrás hacer tú mismo, y colocar estratégicamente algunas bolas navideñas que también son muy fáciles de ensamblar y darán un toque de lo más vistoso.

Del mismo modo que todo sabe más rico si eres tú quien lo cocina, con la decoración pasa parecido. Así que atrévete con las manualidades, como esta corona que puedes colgar en la puerta de casa, o colocarla en el centro de la mesa con unas flores en el interior. Es la manera perfecta de que tu mesa esté a la altura de un menú delicioso y una compañía ideal.