Directo al Paladar
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El postre pone el lazo a cualquier menú de Navidad. Si te has animado con los menús de Nochebuena y Nochevieja Deluxe que Lidl ha preparado para que acertemos con recetas asequibles, originales y sabrosas, seguramente ya tengas el campo del postre bien cubierto.

Las recetas que te proponemos a continuación, junto con los vasitos de melocotón, trufa y crumble de café, y los dados de bizcocho, sopa de turrón y frutos rojos, son opciones ligeras —algo importante después de un surtido importante de platos— pero llenas de sabor para que el postre no falte en tu mesa.

Tarta de turrón con cobertura cítrica

Tarta De Turron

Después de una comida o cena copiosa, hay pocos postres más adecuados, mejor recibidos y más ligeros que una tarta helada. Esta receta, además, tiene al turrón como protagonista, por lo que los más adeptos a este producto tan navideño no podrán quejarse. Y, por supuesto, el toque del chocolate combinado con la almendra del turrón lo convierte en una combinación con la que es imposible equivocarse. Deliciosa, ligera y con una textura fina y cremosa.

Ingredientes (para 8 personas)

  • 250 g de queso para untar Goldessa
  • 150 g de turrón blando calidad suprema DOR
  • 1 yema de huevo
  • 350 ml de nata para montar Milbona
  • Chocolate negro con galletas y plátano Deluxe
  • 2 fondue de chocolate con naranja Deluxe
  • 1 naranja
  • Hierbabuena
  • Almendras garrapiñadas DOR
  • 10 g de jengibre fresco

Elaboración

En un cazo con el fondo grueso y a fuego medio, calentamos el queso y el turrónpartido en trozos. Mezclamos con las varillas hasta que esté bien integrado. Batimos la yema de huevo y la incorporamos a la mezcla, sin dejar de batir para procurar que no cuaje. Cocinamos hasta que espese. Reservamos en el frigorífico cuando esté a temperatura ambiente.

En un bol montamos la nata, que habremos enfriado previamente. Es importante que comencemos despacio, para que se cree una burbuja pequeña que mantenga bien el montado. Cuando esté semimontada (haga picos pero no muy firmes), le añadimos poco a poco y con ayuda de una espátula la mezcla del turrón, el queso y la yema de huevo. Usaremos movimientos envolventes para que no se nos baje la nata.

En un molde alargado, fácil de desmoldar (por ejemplo, de silicona), vertemos la mezcla con cuidado, damos algunos golpes contra la encimera dejándolo caer suavemente para que suelte las burbujas que pueda haber cogido y congelamos durante al menos dos horas. De hecho, este postre es perfecto para adelantarlo algunos días y que, llegada la comida o cena en cuestión, lo tengamos listo para servir en cuestión de minutos.

Cuando vayamos a consumirlo, lo sacamos unos minutos antes del congelador para que adquiera la textura perfecta y podamos cortarlo bien en porciones individuales.

Para emplatarlo, calentaremos primeramente la fondue de chocolate y naranja Deluxe y dibujaremos una lágrima en cada plato con ayuda de una cuchara sopera. Colocamos encima nuestra porción de tarta y espolvoreamos con trocitos de chocolate negro con galletas y plátano Deluxe (podemos hacerlos golpeando suavemente con la mano del mortero, por ejemplo, o a cuchillo, si lo prefieres). Termina el plato con algunos gajos de naranja, un poco de jengibre rallado, unas almendras garrapiñadas machacadas y unas hojas de hierbabuena fresca para ponerle el punto de color.

Mousse de turrón

Mousse de turrón

La cremosidad natural del turrón blando artesanal DOR  es perfecta para adaptarlo a casi cualquier postre en el que este aspecto sea importante. Ya hemos visto lo bien que queda en formato helado, pero otra de las elaboraciones donde brilla con luz propia es en la mousse. En esta recetapodrás presentarlo de manera ligera, sin perder ni un ápice de sabor pero como un punto final a una comida copiosa que aporta el dulce suficiente sin empalagar.

Ingredientes (para 8 personas)

  • 600 g de turrón blando artesanal DOR
  • 1200 ml de leche Milbona
  • 4 yemas de huevos
  • 16 hojas de gelatinas
  • 800 ml de nata para montar Milbona
  • Chocolate fondant Fin Carré
  • Almendras

Elaboración

En un bol con agua fría metemos las hojas de gelatina para que se hidraten durante 10 minutos. Mientras, troceamos el turrón blando artesanal DOR. En un cazo vertemos la leche y añadimos los trozos junto con una yema de huevo. Ponemos al fuego e incorporamos las hojas de gelatina hidratadas, un poquito escurridas. Cuando esté todo incorporado, retiramos del fuego y enfriamos.

Batimos la nata hasta que esté semimontada —que haga picos pero no muy firme—, e incorporamos la mezcla del turrón, ya fría, con ayuda de una espátula, poco a poco y con movimientos envolventes. Cuando esté bien mezclado todo, dividimos la mezcla en nuestra copas (o boles, o vasitos, el recipiente que más te guste) y metemos a enfriar al frigorífico durante 30 minutos.

Mientras tanto, derretimos el chocolate fondant Fin Carré en el microondas a baja temperatura e intervalos de 10-15 segundos, para que no se queme, o al baño María, con cuidado de que el agua no salpique nuestro recipiente. Cuando esté líquido, lo vertemos en un biberón y hacemos, sobre un papel de horno, dibujos con forma de copo de nieve (o cualquier decoración que prefieras). Dejamos que enfríe para que solidifique y podamos manejarlo.

Solo nos quedará triturar un poco las almendras para decorar, espolvorearlas sobre las mousses y colocar nuestros copos de nieve de chocolate por encima.

Además de tener un sabor a almendra sensacional, lo mejor de este postre es que podemos dejarlo hecho el día anterior. La mousse se asentará y los sabores serán más intensos, y solo necesitaremos decorar justo antes de servir.

Postre de avellana sobre crema de mango

Postre de avellana y mango

Después de una comida o cena copiosa, puede que a tus comensales les apetezca un postre más ligero y fresquito. Esta crema helada de avellana es cremosa y rica, y contrasta con la ligereza de la salsa de mango y el crujiente del macaron. Un final más liviano y con sabores diferentes a lo tradicional.

Ingredientes (para 8 personas)

  • 400 g de mango
  • 4 cucharadas de azúcar moreno de caña Belbake
  • 160 ml de agua
  • 2 limones
  • 240 g de helado sabor bombón de avellana Deluxe
  • 1 tableta de chocolate negro con frutos rojos Deluxe

Para la decoración:

  • 100 g de mango
  • 8 trufas de chocolate DOR
  • 8 macarons frescos Deluxe

Elaboración

Comenzamos preparando la salsa de mango. Para ello, pelamos y cortamos el mango en porciones —preferiblemente si está maduro, para que dé todo su sabor—. En un cazo colocamos los trozos, añadimos el azúcar, el agua y el zumo de limón. Mezclamos bien y lo llevamos a ebullición. Cuando rompa el hervor, bajamos el fuego para que cueza poco a poco durante 20 minutos, removiendo.

Retiramos del fuego y trituramos, colamos y cuando esté a temperatura ambiente, metemos al frigorífico y dejamos que enfríe para que coja cuerpo y espese.

Procedemos a emplatar. Sacamos el helado sabor bombón de avellana Deluxe del congelador para que esté cremoso y podamos trabajarlo con facilidad. Cortamos el mango que hemos reservado para decorar en brunoise.

En la base de nuestro plato colocamos una buena cantidad de crema de mango. Hacemos una quenelle con el helado y espolvoreamos con trocitos de chocolate negro con frutos rojos Deluxe. Decoramos con el mango en daditos, las trufas y coronamos con un macaron fresco Deluxe.

La bandeja de turrón perfecta

Bandeja Lidl

Con cualquiera de estos postres que Lidl ha preparado para que tu menú de Navidad termine por todo lo alto, pondrás un broche de oro a cualquier comida o cena. Pero si en tu casa sois de los que no perdonan una buena bandeja de turrón, la gama DOR de Lidl tiene todos esos dulces que no pueden faltarte en tu sobremesa.

Dos básicos como el turrón blando y el turrón duro aportarán el toque de fruto seco perfecto. Puedes buscar una alternativa más original y apostar por los de cacahuete, en lugar de los tradicional de almendra. Para los especialmente golosos hay que poner algunos pedazos de turrón de yema tostada, cremoso y con un fondo a caramelo delicioso.

Recetas divertidas como el turrón de crème brûlée o nata y nueces ponen el punto diferente. Y para rematar, en ninguna bandeja podemos olvidarnos de colocar algunas piezas de mazapán, un poco de chocolate en forma de trufa y algunas almendras garrapiñadas que saben especialmente ricas con ese café de la sobremesa.

En DOR podrás encontrar todos estos dulces para diseñar tu propia bandeja al gusto de tus comensales —y al tuyo, claro—. Y es que hay que aprovechar estas fechas para darnos ese capricho de turrón que, durante el resto del año, muchas veces echamos de menos.